Pequeños Gigantes: Marlins de 1997

Ya tenemos los mejores cuatro equipos en las Grandes Ligas. Por la Liga Americana clasificaron los Tigres de Detroit y Rangers de Texas. En la Liga Nacional están los Cerveceros de Milwaukee y Cardenales de St. Louis. Estos últimos causaron un gran impacto. En un momento de la temporada, se encontraban a más de 12 juegos de los Bravos de Atlanta en el comodín de la Liga Nacional. Clasificaron el ultimo día de la temporada (que expliqué en el articulo Best Night Ever). Además eliminaron a los Phillies de Philadelphia, favoritos desde el primer día de la temporada para ser campeones en la Liga Nacional. Estos Cardenales nos recuerdan a otros equipos que tuvieron temporadas con finales sensacionales y tuvieron éxito en la postemporada producto de ese impulso en la era divisional (desde 1995):

Marlins de Florida, 1997

Despues de cuatro años desde la creación de la franquicia, llegaron a la Serie Mundial y la ganaron en siete juegos. El equipo nunca había tenido record positivo en la historia, habían pasado tres managers en esos cuatro años y sus jugadores eran de los peores pagados en todo el beisbol. Este conjunto estuvo en el primer lugar del este de la Liga Nacional los primeros 11 juegos de la temporada. Después de eso, los Bravos de Maddux, Smoltz y Glavine encabezaron la división el resto de la temporada. Una ofensiva que no tuvo ni un solo pelotero que bateara .300, que no tenía un solo bateador con más de 23 jonrones y uno solo con 100 impulsadas, Moisés Alou. Una ofensiva que tampoco tenía rapidez en las bases, solo cuatro peloteros tuvieron más de 10 robadas y ninguno anoto más de 100 carreras. En general, estaban ubicados de 22dos en cuadrangulares, de 21ros en promedio de bateo y de 20mos en carreras anotadas, todo esto de los 28 equipos que habían en las Grandes Ligas. En pitcheo tampoco habían sorpresas. Kevin Brown es el único que rescato. Solo tres ganaron 10 juegos, solo tres tenían efectividad por debajo de 3.50 y solo dos tuvieron más de 150 ponches. El cerrador, Robb Nen salvó 35 juegos, pero su efectividad fue de 3.89. La verdad fue un pitcheo que hizo el trabajo, pero nada espectacular. Estamos hablando de un equipo que finalizó con el segundo mejor record de la Liga Nacional. Clasificaron en el comodín, que tenía tres años de invención. Barrieron a los Gigantes en 3 juegos, los dejaron en el terreno en los primeros dos juegos encuentros y ganaron 6 a 2 como visitantes en el tercero. El héroe del primer juego fue Edgar Rentería, del segundo Moisés Alou. Por otra parte, Bravos de Atlanta barrieron a los Astros de Houston. Bravos y Marlins a la Serie de Campeonato. Los primeros cuatro juegos se dividieron en la serie. La ofensiva de los Marlins había despertado, Glavine, Maddux y Smoltz se combinaron para una efectividad de 4.18. Lo de Maddux era un caso especial, en dos salidas tuvo dos derrotas con ERA de 1.38. Después el equipo de Florida ganó los últimos dos juegos y se coronaron campeones de la Liga Nacional con la victoria 4 juegos a 2. El jugador más valioso fue Liván Hernández, con dos juegos ganados uno como relevista y el otro como abridor. Tuvo 10 2/3 innings pitchados en los que recibió solo una carrera y ponchó a 16 contrarios. La Serie Mundial sería contra los Indios de Cleveland, figuras como la de Omar Vizquel, Jim Thome y Manny lideraban el equipo. Otra vez los Marlins disputarían una serie cerrada. Florida gano los juegos impares: 1, 3, 5 y 7. Mientras que Cleveland los pares: 2, 4 y 6. El séptimo y decisivo juego Cleveland lideró 2 a 0 hasta el 7mo inning. Un jonrón de Bobby Bonilla colocó el juego 2 carreras por 1 con un cuadrangular. Craig Counsell se encargó de empatarlo, con un fly de sacrificio, un out y hombres en primera y tercera. El séptimo juego de la Serie Mundial se fue a extra innings. Los Marlins tuvieron una gran oportunidad en el 10mo, pero la desaprovecharon. En el 11vo, Bobby Bonilla abrió con indiscutible. Como es lógico, el manager Jim Leyland dio la seña del toque de bola, pero Gregg Zaun falló en la intención y el pitcher atrapo el fly que salió del bate. Counsell se embasó con error del segunda base y a Eisenreich le dieron base por bolas intencional para llenar las bases con solo un out. Devon White fue puesto out por sexta vez en el juego con un out forzado de segunda a home. Con 2 outs y bases llenas en el 11vo episodio de un séptimo juego de la Serie Mundial, el cuarto colombiano en jugar en las Grandes Ligas, joven de 20 años de edad con 1113 turnos al bate, Edgar Rentería le tocaba el turno. El abridor que estaba relevando Charles Nagy vio pasar un batazo a pocos centímetros de su cabeza, la pelota se internó en el center field, la carrera anotó y los Marlins eran los campeones mundiales. Entonces, un equipo con cuatro años, que nunca habían tenido record positivo, clasificados como comodín y con un equipo regular, ganaban la Serie Mundial con un hit de un pelotero de 20 años en el 11vo episodio del séptimo juego.

Épico.

Links de numeritos y más:

  • Números de por vida de Edgar Rentería http://bit.ly/dyJ0K
  • Números de por vida de Liván Hernández http://bit.ly/bQ06ZZ
  • Todo sobre los Marlins de 1997 http://bit.ly/c341RX
  • Todo sobre los Bravos de 1997 http://bit.ly/fAntyy
  • Todo sobre los Gigantes de 1997 http://bit.ly/l9AF06
  • Todo sobre los Indios de 1997 http://bit.ly/6gYCAy
  • Video del hit de Edgar Rentería para ganar en 1997 http://bit.ly/nf3l7s

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Escrito por: Ricardo Mathison http://bit.ly/r7ZJPB

Anuncios

2 comentarios en “Pequeños Gigantes: Marlins de 1997”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s