La Serie Mundial en números

La noche del primero de noviembre de 2010, se acabo la temporada de Grandes Ligas. Esperamos durante 11 meses, 19 días y pocos minutos para el inicio del gran clásico de otoño. Esta temporada fue muy especial, con un desenlace como cualquier otro, pero con un final de película. Existió gran expectativa con respecto a esta postemporada, en pocos días sabremos quién será el nuevo campeón del beisbol. Aquí yo me encargare de hacerle una antesala a lo que será esta serie, además de recordarles en qué condiciones llegaron esos equipos. Bienvenidos a la Serie Mundial.

Rangers de Texas

Llegaron a la Serie Mundial en la temporada pasada, fueron derrotados por los Gigantes de Lincecum y sus compañeros. Este año tuvieron una temporada regular muy consistente, donde no permitieron caer en malos momentos, considerando que la mayor cantidad de juegos perdidos de manera consecutiva fueron 5. Con los Angelinos de Anaheim (con un equipo muy inferior en mi opinión), siempre pegados a ellos en el segundo lugar de la división oeste de la Liga Americana. Hasta el primero de septiembre la mayor ventaja entre estos dos equipos había sido de solo 6 juegos. Con una clasificación que se puede decir “cómoda” los Rangers se enfrentaron a las Rayas de Tampa Bay, equipo que clasifico el ultimo dia de la temporada, después de un déficit de 7 carreras en un octavo inning y de más de 10 juegos faltando un mes de temporada. Las Rayas pegaron primero, con una actuación espectacular de un novato (de 3 juegos de por vida) llamado Matt Moore. Despues de eso, los Rangers no tuvieron problemas y empataron la serie, para después ganar los dos juegos como visitantes y ganar la serie. El último juego Adrian Beltre conecto 3 cuadrangulares, séptimo jugador que lo hace en un encuentro de postemporada. Tuvieron una serie de campeonato frente a los Tigres de Detroit que venían de triunfar frente a los favoritos de la Liga Americana, Yankees de New York. Detroit sufrió algunas bajas, la lesión de Magglio Ordoñez que ya había sido muy útil en la Serie Divisional y los problemas físicos de Victor Martínez y Delmon Young, cosa que afecto directamente su productividad. A esto le añado que Alex Ávila conecto 2 hits en 25 turnos y Verlander no igualo sus actuaciones de la temporada. Miguel Cabrera no lo podía hacer todo. Sin embargo no quiero desprestigiar la actuación de Texas. Vimos a un Neftalí Feliz impecable en 4 innings y un tercio (WHIP de 0.692). Encontramos a Kinsler que impulso 6 carreras y anoto otras 6, Michael Young que despertó con el madero y remolco 7, Josh Hamilton que siguió sobresaliendo y con el gran MVP de la serie Nelson Cruz. Este hombre lo hizo casi todo para el equipo, después de que conecto el primer grand slam para ganar un juego de postemporada (después de que el mismo lo había empatado), hizo uno de los mejores lanzamientos desde el outfield para sacar a Miguel Cabrera en home en el octavo inning del juego cuatro, mientras el juego estaba empatado. Despues en el onceavo episodio, con su equipo arriba volvió a sacarla, con dos hombres en base. Nelson Cruz consiguió record en un serie de jonrones (6), impulsadas (13), bases alcanzadas (28), todos sus indiscutibles fueron extra bases, tuvo un promedio de .364. Caliente llega la tropa de Ron Washington.

Pitcheo general

Una efectividad muy regular con respecto a su liga, con 3.79. En casa tuvieron grandes dificultades y todo indica que los juegos en Arlington sean de bateo (además de ser los terceros, cuartos y primer pitcher de la rotación). En casa, tienen la 24ta peor efectividad de las Grandes Ligas. Sin embargo, de visita, tienen la mejor, con 3.19. Esto indica que es un equipo que tiene talento en sus lanzadores pero un estadio que no los favorece. Están sumamente por encima del promedio en ponches, con 1179. Se debe considerar también que St. Louis es el equipo más difícil de ponchar en la Liga Nacional, no veremos muchos ponches esta serie. Del 1ero al 3er episodio acumulan efectividad de 3.70, del 4to al 5to 4.02, y del 7mo al 9no 3.56. Aquí se puede notar perfectamente, un pitcheo abridor estable, un relevo intermedio no tan productivo y unos lanzadores de final de juego confiables. Contra los equipos que tuvieron record por encima de .500, su efectividad fue de 4.31, y por debajo 3.39, mucha la diferencia. La primera mitad efectividad de 3.93 y mejoraron en la segunda con 3.61

Pitcheo Abridor

Los abridores de Texas ganaron 74 juegos, máximo en la Liga Americana. Tuvieron 40 perdidos, para establecer un porcentaje de .649. En salidas de calidad, fueron el mejor equipo de su liga, con 99. El 61% de los juegos fueron de este modo, con al menos 6 innings pitchados y 3 o menos carreras limpias. Se pueden entender entonces que de 5 juegos, al menos 3 van a ser de calidad. El promedio de entradas lanzadas es de 6.1. Los abridores fueron muy consistentes en la temporada. En la primera mitad tuvieron efectividad de 3.65 y en la segunda 3.64.

Pitcheo Relevo

El relevo texano tuvo record de 22-26, para dejar un porcentaje negativo de .458. En sus 57 oportunidades de salvado, concretaron 38, o sea un 67% de ellas. El promedio fue de 68, El rendimiento de Feliz en un punto de la zafra fue determinante. Con 65 holds, están por 2, ubicados por encima del promedio en su liga. Su relevo heredo 126 corredores esta temporada, sumamente bajo con respecto al resto de la liga, aspecto muy positivo. La primera mitad el relevo fue un completo desastre, tuvieron efectividad de 4.57, con la incorporación de Mike Adams esto pudo traerle un cambio al bullpen y la bajaron a 3.53, para tener 4.11 en toda la temporada.

Bateo

Texas se ubico entre las mejores tres ofensivas de su liga y de todo el beisbol en sí. Tienen mucha producción que se basa en bateo de contacto como también peloteros con poder. Solo el hecho que se metieron de tercer lugar en hits con 1599, carreras anotadas con 855, promedio de embasado con .340. Además lideraron en promedio de bateo con .283, y demostraron rapidez en las bases al estar en el cuarto lugar en bases robadas. Esto los lleva a colocarse de segundos en Slugging y en OPS. Sus derechos batearon .287, sus zurdos .274, contra derechos .283 y contra zurdos .282. Estas últimas dos estadísticas implican la poca relevancia de la presencia de un lanzador zurdo o derecho en el montículo contrario. En casa .296 y de visitante .269. Una segunda mitad de ensueño, con un promedio de .297, esto implica que de cada 10 bateadores aproximadamente 3, iban a dar hit. En septiembre y octubre batean .320. Con hombre en posición anotadora .285 y si tienen 2 outs .232. Contra equipos con record por encima de .500 batean .274 y por debajo .289. Cada 41 apariciones al plato dan cuadrangular y 108 contra zurdos. En casa, anotan hasta 6.2 carreras por juego y de visitante 4.4. El respaldo ofensivo es increíble. Tienen todos los recursos para ganar.

Cardenales de St. Louis

Desde el 2006 no se ubicaban entre los dos mejores equipos del beisbol, en esa oportunidad cuando ganaron contra Detroit en 5 juegos. Al inicio se metieron en el primer lugar de su división por mucho tiempo. Despues los Cerveceros de Milwaukee se le fueron pegando. A la mitad de temporada estaban batallando por su banderín, incluyendo a los Piratas de Pittsburgh que estuvieron en el primer lugar en un momento de la temporada. El equipo se alejo en el segundo lugar, teniendo pocas oportunidades de clasificar ya que se encontraban lejos también del comodín. Poco a poco el equipo fue remontando, terminaron metiéndose en la postemporada la última jornada regular. Los Cardenales tuvieron la Serie Divisional contra los favoritos Phillies de Philadelphia. Este equipo con una rotación de Roy Halladay, Cliff Lee, Cole Hamels y Roy Oswalt, no pudo contra St. Louis. Con una actuación increíble de Chris Carpenter, clasificaron a su primera Serie de Campeonato en los últimos seis años. Su rival fue muy difícil. Unos Cerveceros de Milwaukee que además de tener ventaja de localia, estaban inspirados al dejar en el terreno en el decisivo juego, a los Cascabeles. Se fueron por encima de la serie y terminaron ganándola. En contra de todo pronóstico, un equipo al que dieron  por eliminado, dejaron atrás a los Bravos de Atlanta, Cerveceros de Milwaukee e increíblemente a los Phillies de Philadelphia. Sin embargo creo que todo esto no pasó de la nada. Hay números que argumentan este éxito del equipo. Aquí mi exposición.

Pitcheo General

Efectividad de 3.79, muy regular con respecto a las Grandes Ligas, están en el puesto 12. En casa tienen 3.57 y de visitante 3.92. Esta última efectividad les va a afectar mucho en el estadio en Texas. No son un equipo muy ponchador, sumaron 1098, a esto le sumo que la ofensiva de Texas es la más difícil de ponchar en todo el mundo. Su efectividad por innings, del 1ro al 3ro 3.67, del 4to al 6to 4.06 y del 7mo al 9no 3.42. Al igual que los Rangers, muestran algo de problemas a la mitad del juego. Contra equipos con record positivo exhiben efectividad de 3.92 y los que no 3.71, una excelente relación. Su pitcheo mejoro considerablemente después de la mitad de temporada, pasando de 3.97 a 3.54.

Pitcheo Abridor

Tuvieron record de 62-42, para dejar porcentaje de .596. Con 86 salidas de calidad se encuentran en el promedio de la Liga Nacional, con un 53% de los juegos con estas características. Sus abridores acostumbran lanzar en 6.2 entradas, por encima del promedio. Con inconvenientes en la primera parte (ERA de 3.96) pudieron mejorar y bajarla a 3.61. Esto se comprueba con el buen final de Carpenter y su aporte al equipo. El pitcheo abridor no es nada sobresaliente, pero hacen el trabajo.

Pitcheo Relevo

Con record de 28-30, tiene porcentaje de .483. En sus 73 oportunidades de salvado, lograron concretarlas 47 veces, o sea un 64%. Este es uno de los peores de la Liga Nacional. A pesar de esta mala estadística, el equipo ya tiene su cerrador definido y ha hecho un gran trabajo, Jason Motte. Consiguieron 68 holds. Se encontraron con 131 corredores, exactamente el promedio de la liga. El cambio del bullpen fue significativo. Despues de una primera mitad de efectividad de 4.57, la mejoraron a 3.53, lo que va a ser muy determinante. A esto le agrego que me complace el buen manejo de La Russa a su bullpen.

Bateo

No dudo en decir que fue el mejor bateo en la Liga Nacional. Lideraron en hits, carreras, Slugging, promedio de embasado y OPS su liga. Su gran debilidad: la rapidez en las bases. Robaron solo 57, peor de todo el beisbol.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Escrito por: Ricardo Mathison http://bit.ly/r7ZJPB

Anuncios

Un pensamiento en “La Serie Mundial en números”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s