Tiburones vinieron de atrás

Antes del primer juego de la semana entre Tiburones de La Guaira y Navegantes del Magallanes, el abridor de los turcos, el norteamericano Jerome Williams había trabajado durante 23 episodios sin recibir carreras.

Este derecho, que pertenece a los Angelinos de Anaheim tenia fija una meta antes de su salida del país en menos de una semana. Faltaban solo dos entradas más, para que Williams se convirtiera en el lanzador con más innings sin permitir una carrera limpia, vistiendo el uniforme del Magallanes.

Sin embargo, el camino no estaba nada fácil. Se enfrentaba al segundo equipo con mejor ofensiva en lo que va de temporada, después de su propio conjunto. Por La Guaira, el abridor fue Les Walrond, que puede ser considerado uno de los mejores lanzadores de la liga. Entonces se iba a ver un juego muy interesante, entre dos de los mejores pitchers y las mejores dos ofensivas.

Una tarde lluviosa casi suspende el juego, pero solo terminó retrasándolo 1 hora y 20 minutos. A pesar de este atraso, la asistencia al Universitario fue muy positiva. Como se acostumbra, las tribunas estaban repletas, además de una gran cantidad de espectadores en las gradas.

Despues de un doble play inmenso del infield salado, el líder en cuadrangulares Bryan LaHair se embasó con un batazo conectado al frente del center field, para que el líder en promedio de bateo Jesús Flores, se lo trajera a la goma para hacer la primera carrera con una tabla entre el center y right field. Flores terminó el dia con promedio de .408.

Williams se enredó, al embasar el primer bateador del segundo inning con golpeado, para que Davalillo picara adelante estratégicamente y un bateo y corrido puso la carrera del empate en tercera. El prospecto José “Cafecito” Martínez seria el responsable de impulsar la primera carrera en 24 episodios para Jerome Williams, en su espectacular actuación en nuestro país. Ehire Adrianza bateó para doble play terminando el inning, tercero del juego al final del segundo episodio.

El tercer jonrón litoralense en casa, llegó con una conexión de Edwin Bellorín al left field, desde que le dio se supo que estaba fuera del parque la carrera de la diferencia. La fiesta continuó y Héctor Sánchez impulsó la tercera carrera en las piernas de Gregor Blanco. Final del tercer inning y ya 3 carreras, todas limpias habían sido cargadas a la cuenta de Jerome Williams.

Pasaron tres innings completos, sin carreras en la capital venezolana. Era el séptimo inning cuando se llevó a cabo una decisión que generó controversias en las tribunas. Despues de que Walrond retiró al primer turco, Jesús Flores volvió a darle imparable. Quizá hubiese sido más prudente sacar a Walrond en ese momento, más todavía con 22 bateadores enfrentados y un derecho como Adonis García en el home. Pero Walrond siguió en el montículo. Doble de García lo colocó en posición anotadora, representando la carrera del empate. Kendy Batista fue el sustituto. Retiró a Mario Lissón con ponche y tenia ahora: dos outs, la primera base desocupada, Kole Calhoun como emergente (zurdo) y el prevenido Francisco Martínez (derecho). Tomando en cuenta que Kendy Batista es diestro. Davalillo decidió pitcharle a Calhoun y el beisbol decidió solo, el Magallanes empató el juego con hit al center.

Una situación similar se le presentó a La Guaira en el octavo inning, pero con el juego empatado 3 a 3. Esta vez había un out, bateaba LaHair con hombres en segunda y tercera, pero era Jesús Flores quien estaba en el Circulo de Espera. Batista le dio la base por bolas intencional. Despues Flores cumplió su trabajo y llevó la pelota a lo profundo del left field, de este modo el corredor en tercera anotó cómodamente en fly de sacrificio. Sacaron el tercer out del inning y el Magallanes se fue con solo una carrera que no era un respaldo significativo.

Al cierre del octavo, Rainer Olmedo (en sustitución de Héctor Sánchez) estaba en primera base con dos outs, pero un boleto a Luis Rodriguez, seguido de un rolling entre el inicialista y camarero de José “Cafecito” Martínez empató el juego a 4 carreras. Los fanáticos salados se mostraron muy agradecidos con el hijo de la leyenda del equipo, olvidando errores del pasado. Ehire Adrianza tenía en sus manos la victoria de los Tiburones, pero era obvio que Rafael Álvarez iba a tomar su turno. Tenía 6 turnos como bateador emergente, con 2 hits, 3 impulsadas y 4 boletos. De nuevo Rafa respondió, con hit al central La Guaira se fue arriba.

En su segunda oportunidad de salvado, Justin Friend lo hizo exitosamente, a pesar de embasar dos bateadores, los Tiburones de La Guaira ganaron su 13er juego de la temporada, colocándose a 2 juegos del Magallanes empatados con los campeones Caribes de Anzoátegui.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Escrito por: Ricardo Mathison http://bit.ly/r7ZJPB

Siguenos en:

Twitter http://bit.ly/vd0IOM

Facebook http://on.fb.me/tnZiNL

Anuncios

Un comentario en “Tiburones vinieron de atrás”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s