La casa manda

Modernos rivales, Leones y Tiburones, llegaron al juego de ayer en los Chaguaramos con la serie nivelada 2-2. La verdad es que habían sido cuatro juegos llenos de emoción, todo apuntaba a que este iba a ser así también.

Previamente, Leones habían ganado sus dos juegos en casa, mientras que Tiburones habían ganado los suyos. Sin duda, esa ha sido la tendencia de los últimos años entre estos dos equipos. Son pocas las veces que el equipo visitante resulta el ganador del juego, como también es extraño ver un juego abierto en la pizarra.

Los abridores del juego fueron par de importados, Chad Reineke por los felinos y Barry Enright el salado. Fueron los responsables de la derrota y victoria de sus equipos, respectivamente.

Tiburones reaccionaron rápidamente. En la parte baja del primer inning, Oscar Salazar y Héctor Sánchez cumplieron sus funciones de tercero y cuarto bate impulsando las primeras 2 carreras del juego.

Reineke y los leones, no tuvieron la suerte de su lado, a la altura del tercer episodio, después de un doble play con bases llenas, un error del lanzador, trajo dos carreras sucias a favor de los litoralenses.

El importado Caleb Gindl fue la figura ofensiva. Impulsó las primeras 3 carreras de los Leones, producto de 2 cuadrangulares. Con esta actuación, el norteamericano llegó a 5 jonrones y 15 impulsadas, ubicándose en los lideratos en la liga. Dejó su promedio de bateo en .263.

Gracias a otra impulsada de Héctor Sánchez, los Tiburones anotaron otra más, la que representaría seguridad al enfrentar el noveno inning. La Guaira ganaba 5 a 3 y su cerrados Justin Friend estaba en la lomita.

Un juego que se caracterizó por un mal corrido de bases de los capitalinos, finalizó por eso mismo. En la cuarta entrada, John Lindsey conectó el primer doble de la temporada, pero por un error clave, fue sorprendido en la segunda base. Despues en el noveno episodio, Leones amenazaron con el empate y hasta irse arriba en la pizarra. Con bases llenas y un out, y el juego 5 a 4, John Lindsey dio una conexión que pareció iba a darle la victoria a Leones. Sin embargo Miguel Rojas, el campocorto, atrapó la bola de aire y una clara desconcentración de Valentino Pascucci, sacó el doble play con out forzado en segunda base.

Si bien es cierto, con ese batazo de Lindsey se pudo ganar el juego. Pero también es cierto que Pascucci debió meterse en el juego y pensar que con un batazo en corto, podrían hacer el doble play en la segunda base.

Ahora la serie se pone a favor de los Tiburones, 3 a 2, ganando su tercer juego en casa contra los Leones.

Tiburones están empatados en el cuarto lugar con las Águilas a solo 2 juegos del Magallanes en el primer lugar, mientras que Leones pusieron su record en 12-14, ubicándose en el sexto puesto, a 1.5 de la clasificación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Escrito por: Ricardo Mathison http://bit.ly/r7ZJPB

Siguenos en:

Twitter http://bit.ly/vd0IOM

Facebook http://on.fb.me/tnZiNL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s