El Round Robin es para cualquiera

Al inicio de la jornada del 21 de diciembre, la tabla de clasificaciones estaba muy congestionada en el medio, la diferencia entre los equipos era muy corta, por lo que ningún equipo estaba sentenciado, menos Tiburones de La Guaira y Bravos de Margarita.

Equipos que en un momento habían perdido sus esperanzas, ahora retomaron la convicción que caracteriza a todo fanático y podían pensar que su equipo volvería a la tierra prometida. Del mismo modo, existía la otra cara de la moneda, donde clubes enfrentaban malas situaciones que iban a decidir el rumbo del equipo cara a la postemporada.

El caso de Caribes de Anzoátegui, quienes en la mañana despidieron a su dirigente Julio Franco, manager que les dio su primer título en veinte años de historia. La directiva del equipo aseguró que fue por mal rendimiento del conjunto, a lo que agregó que la actuación de la temporada pasada estuvo ligada a la suerte y esta decisión debieron tomarla hace tiempo. En el lugar de Franco, entró quien fue el coach de banca, Ariel Prieto.

Leones del Caracas estaban más vivos que nunca, ya que después de vivir una de las temporadas más duras en los últimos años, habían ganado cinco juegos en fila y al ganarle a Caribes la noche anterior, la diferencia al quinto puesto era de solo un juego y medio.

En los enfrentamientos del dia, Tiburones y Bravos se midieron en un duelo de bateo en el que se anotaron 20 carreras y se dieron 27 indiscutibles. Encuentro del dia que dio oportunidad de ver jugadores que regularmente no estarían en el lineup inicial a estas alturas de la temporada. Margarita fabricó 8 carreras en el cuarto episodio e impuso una diferencia de 4 carreras en ese entonces. Sin embargo, la ofensiva salada devolvió la ventaja y de la mano de Rafael Álvarez y Cesar Suarez, el juego estaba en sus manos en la parte baja del octavo capítulo. Un buen trabajo del relevo concretó la trigésima quinta victoria del equipo 11 carreras por 9, que acerca la posibilidad de asegurar el primer lugar.

Austin Bibens-Dirkx lanzó excelente encuentro en Maracaibo que bajó el número mágico de las Águilas 6. Además de esto, se convirtieron en el segundo conjunto en llegar a los 30 juegos ganados, en la blanqueada 6 a 0 sobre Navegantes del Magallanes. La carrera de la diferencia fue impulsada por Gerardo Parra en el quinto inning y la figura ofensiva fue Eduardo Pérez, quien se fue de 3-2 trayendo dos rayitas al marcador. La gran labor de Bibens-Dirkx en 6 capítulos lo convierte en un fuerte candidato de ganar el lanzador del año al bajar su efectividad a 2.02 y ser el nuevo líder de victorias.

El Magallanes no termina de tomar el impulso necesario para vivir unas Navidades con el pase al Round Robin asegurado. El equipo sigue intermitente en todos los sentidos y el relevo cada vez está trabajando con menos eficacia.

El segundo de esta serie larga de cuatro juegos entre Leones del Caracas y Caribes de Anzoátegui fue abierto por dos lanzadores que en teoría iban a ser los protagonistas del juego. Por el conjunto capitalino, el norteamericano Jay Jackson tenía una efectividad de 3.63 con 3 victorias en las únicas 6 presentaciones que acumulaba. Del otro lado, el lanzador más dominante en lo que iba de torneo, Renyel Pinto se subía a la lomita con un record invicto de 6 ganados y 0 perdidos.

Este duelo de pitcheo no tuvo nada. Entre los dos abridores previamente mencionados, solo pudieron retirar a 6 contrarios y recibieron 11 carreras todas limpias. Iniciando el encuentro, Vogt volvió a brillar y un grand slam a Renyel Pinto abrió la pizarra por 4 carreras. Despues un autentico rally indígena puso al equipo arriba 5 a 4, en el mismo primer inning. Con hit de Asdrubal Cabrera, el juego era para el Caracas 6 a 5, en la parte alta de la segunda entrada. Esa diferencia se mantuvo así todo el juego, y con dos carreras de respaldo Leones llegaron al noveno con la posibilidad de empatar el sexto lugar y de colocarse a medio juego del quinto. A pesar de un excelente intento de Caribes de hacer una remontada histórica, Gartrell falló con la carrera del empate en tercera base y Leones ganaron 8 a 7.

De este modo, tomando en cuenta que Tigres y Cardenales no jugaron, la diferencia del tercero al séptimo es de solo juego y medio. De ahora en adelante faltan siete juegos para Lara, seis para Magallanes, Aragua y Anzoátegui y cinco para Caracas. Nada se ha definido aun, algo histórico está por suceder y todo el país espera un gran desenlace.

Ver Tabla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s