wOBA – Traducción de The Book

El análisis sabermétrico en bateadores se resume en una sola estadística: wOBA (Weighted On-Base Average – Promedio de embasado ponderado). Fue creada por los genios Tom M. Tango, Mitchel G. Lichtman y Andrew E. Dolphin y expuesta por primera vez en su libro “The Book: Playing the Percentages in Baseball”. Esta estadística representa básicamente la cantidad de carreras que un jugador produce cada vez que se para en el home, adaptándola a una escala que se hace mucho mas fácil de comprender, la del promedio de embasado. Su calculo es sencillo, solo se necesita conocer cuantas carreras se generan cada vez que se llevan a cabo los eventos que están en las manos de cada bateador. Es decir, jonrones y bases por bolas en cierto modo se le pueden acreditar a un bateador, más no los errores defensivos o bases por bolas intencionales. A simple vista, no es tan fácil entender por qué se le debe dar un valor a cada suceso (al menos eso me paso a mi) pero cuando tenemos la oportunidad de leer The Book, el caso se hace mucho mas comprensible. Por eso, con el permiso de Tango, les presento una traducción del gran libro que nos ayuda a entender esta valiosa estadística:

Estados Base/Out

Todo sobre el beisbol (todo sobre cualquier cosa) es sobre contexto. Todas las acciones, eventos, datos e información no tienen sentido sin saber el contexto. Y no nos referimos a que no tiene sentido de forma teórica, realmente, de forma práctica. Considera las palabras que estás leyendo en este momento. El primer contexto es el idioma castellano. Puedes expandir ese contexto al incluir el tema en cuestión, beisbol. Sin entender castellano y beisbol, las palabras en esta página y a lo largo del libro puede ser un lío para el lector.

Entonces, ¿cómo describes el beisbol? Para principiantes, un juego de beisbol consiste en nueve (o más) innings, cada cual es más o menos equivalente en función de lo que pasa. Entonces podemos pensar en el inning como el bloque fundamental del edificio del juego. ¿Qué contexto encontramos dentro del inning? Lo más importante es que tienes tres outs por inning. Lo segundo más importante es que tienes tres bases donde los jugadores pueden detenerse entre los bateadores en su camino hacia la anotación, que se alcanza al tocar una cuarta base (home plate), y cada base puede estar ocupada o desocupada. Entonces combinando estos dos contextos, puedes tener un out y hombre en primera y segunda, dos outs y hombre en tercera, o cualquier otra combinación de outs y ocupación de bases. El número total de posibles combinaciones que puedes tener es exactamente 24.

Nosotros nos referimos a esas 24 combinaciones como estados base/out. Esto nos ofrece el contexto en el cual podemos entender los eventos que se pueden presentar durante un inning.

El inning siempre empieza con el mismo estado base/out inicial: Nadie en bases y cero outs. El inning siempre termina cuando un equipo acumula tres outs. Podemos pensar en este como el 25to estado base/out, aunque difiere del resto de los estados porque no puede pasar nada una vez que se alcanza este tercer out.

Desde el inicio del inning hasta el final del inning, vas a cambiar de estado base/out a estado base/out a medida que se desenvuelven los eventos – hits, outs, corrido de bases y así sucesivamente. A lo largo del inning, puedes recolectar carreras hasta que alcanzas el último estado (final del inning).

Expectativa de Carreras

En promedio, cuando un equipo empieza un inning, va a anotar alrededor de .555 carreras antes de que termine el inning. Sabemos esto porque, desde 1999 hasta 2002, equipos de grandes ligas anotaron un promedio solo por encima de cinco carreras por nueve innings, o .555 carreras por inning. También sabemos que un equipo iniciando un inning está en un estado base/out de nadie en base sin outs. Por lo tanto, ese particular estado base/out vale .555 carreras. Solo estando en ese estado base/outs, el equipo a la ofensiva tiene una expectativa de anotar .555 carreras al terminar el inning.

¿Qué pasa cuando el primer bateador del inning alcanza la primera base? El número promedio de carreras anotadas desde el momento en el que el bateador alcanza primera base sin outs hasta el final del inning es aproximadamente .953 carreras.

¿Cómo sabemos eso? En este caso, requiere un poco mas de trabajo. Desde 1999 hasta 2002, equipos tuvieron hombre en primera base sin outs 44,552 veces. Y equipos en ese estado anotaron un total de 42,432 carreras hasta el final del inning. Entonces el número promedio de carreras anotadas por un equipo en este caso particular de estado base/out es 42,432 dividido entre 44,552, o .953.

Ahora, solo tenemos la transición de nadie en bases sin outs, a hombre en primera sin outs. El valor de carreras para el estado base/out inicial es de .555. El valor de carreras del siguiente estado base/out es .953. Entonces, haciendo esta transición, la cantidad de carreras esperadas aumentó en .398. El detonador del cambio de estado fue el evento mismo. Entonces el evento que causa que el estado base/out vaya desde nadie en bases sin outs, a hombre en primera sin outs, vale .398 carreras. No importa si fue un sencillo, base por bolas, golpeado o error. El evento valió .398 carreras. (Otra vez, todo esto es basado en grandes ligas).

Usando el mismo tipo de cálculo que usamos para determinar el .953 arriba, podemos pasar por los 24 estados base/out y descifrar el numero promedio de carreras anotadas desde cada uno. Aquí están estos números, a los que nos referimos como carreras esperadas (o RE – Run Expectancies). (Ver tabla 1).

Tabla 1. Carreras esperadas, desde los 24 estados base/out, 1999-2002

1B

2B

3B

0 Outs

1 Out

2 Outs

0.555

0.297

0.117

1B

0.953

0.573

0.251

2B

1.189

0.725

0.344

3B

1.482

0.983

0.387

1B

2B

1.573

0.971

0.466

1B

3B

1.904

1.243

0.538

2B

3B

2.052

1.467

0.634

1B

2B

3B

2.417

1.650

0.815

Pete Palmer produjo un cuadro similar, pero basado en un diferente entorno de carreras, en su clásico libro, The Hidden Game of Baseball, el cual recomendamos que tomes en tu librería local o tienda en línea favorita.

¿Quieres saber cuantas carreras fueron anotadas, en promedio, con hombres en segunda y tercera y un out? 1.467. ¿Preferirías tener un hombre en primera sin outs, u hombre en segunda con un out? A partir de esta tabla, es una respuesta fácil. Recuerda, sin embargo, estas son carreras anotadas en situaciones típicas – bateo promedio, pitcheo promedio, defensa promedio, etc. Y mientras más carreras generalmente significan más victorias, ese no es siempre el caso.

Valor de carreras

Mientras usemos el estado base/out, transiciones, y expectativas de carreras como la base de gran parte de nuestro análisis, no siempre tenemos fácil acceso al estado inicial y final de base/out de todas las apariciones al plato de todos los jugadores durante una temporada. En cambio, sabemos el número total de apariciones, y qué paso durante esas apariciones – cuantos sencillos, dobles, etc., el jugador tuvo.

Para convertir esta cantidad de información en el valor de carreras de un jugador, lo que necesitamos es determinar el número promedio de carreras creadas por cada tipo de evento (sencillo, doble, etc.). Esto también tiene la ventaja de darnos el valor de un jugador en un contexto más neutral – en otras palabras, el valor de un jugador está basado en su mismo desempeño, en vez de esperar que sus compañeros lograran o no embasarse y servirle la mesa. (Ver tabla 2).

Tabla 2. Carreras al final del inning, por evento

Event

 

N

Carreras al final del inning

Carreras promedio

Jonrón

HR

21026

40838

1.942

Triple

3B

3644

5887

1.616

Doble

2B

34121

44728

1.311

Error

RBOE

7323

8286

1.132

Interferencia

INT

60

65

1.083

Toque de sacrificio

SAC

7878

8121

1.031

Passed Ball

PB

1176

1206

1.026

Sencillo

1B

110538

113308

1.025

Wild Pitch

WP

5358

5357

1.000

Golpeado

HBP

6559

6354

0.969

Balk

BK

624

592

0.949

Base por bolas no intencional

NIBB

60572

51434

0.849

Base por bolas intencional

IBB

4626

3910

0.845

Base robada

SB

10597

8388

0.792

Interferencia defensiva

DI

418

217

0.519

Toque

BUNT

2892

1392

0.481

Pickoff

PK

2269

944

0.416

Out (en bola bateada)

OUT

345580

82787

0.240

Ponche

K

120275

24909

0.207

Out robando

CS

3741

614

0.164

Estos son todos los tipos de eventos en beisbol, junto a la cantidad de veces que sucedió y cuantas carreras fueron anotadas desde el instante antes de que ocurriera hasta el final del inning. Por ejemplo, hubo 21,026 jonrones en los años de nuestros datos. Para el momento en el que el jonrón fue bateado, hasta el final del inning, 40,838 carreras anotadas, para un promedio de 1.942 carreras anotadas por equipo, por jonrón conectado. Ahora, vamos para la parte baja del cuadro. Una vez que se registra un out en una bola bateada, puedes esperar anotar .240 carreras al final del inning.

Veamos detalladamente el cuadro, y especialmente en el toque de sacrificio, con un promedio de 1.031 carreras, y el toque regular (.481). ¿Cómo es eso posible? Un toque de sacrificio es casi siempre seguido de un out, mientras un toque regular puede eventualmente poner al bateador en base. Entonces, ¿cómo es posible que un equipo anote más carreras al final del inning, empezando con un toque de sacrificio que empezando con un toque regular? La razón es contexto. Con un toque regular, normalmente no tienes a nadie en bases. Por otro lado, el toque de sacrificio, por definición, requiere al menos un corredor en base. El estado base/out inicial ya tiene una mayor expectativa cuando se ordena un toque de sacrificio, que cuando se ejecuta un toque regular. Una importante nota es que hemos definido al toque de sacrificio aquí como un toque en situación de sacrificio en efecto (hombre en base, menos de dos outs). El toque regular, es el resto de las situaciones. Un vistazo en la tabla de expectativa de carreras nos enseña que los estados base/out que definimos como situaciones de toque de sacrificio, tienen un valor de  carreras más elevado que los estados base/out que definimos como situaciones de toque regular, y por lo tanto esto genera que el número de carreras esperadas seguido al toque de sacrificio también sea mayor.

Entonces, para tomar en cuenta el contexto en el que los eventos suceden, vamos a añadir otra columna a la tabla, la cual va a mostrar el promedio de expectativa de carreras al inicio de cada tipo de evento. (Ver tabla 3).

Tabla 3. Carreras al final del inning, por evento (Parte 2)

Event

N

Carreras al final del inning

Carreras promedio

Expectativa de carreras inicial

Jonrón

21026

40838

1.942

0.533

Triple

3644

5887

1.616

0.553

Doble

34121

44728

1.311

0.547

Error

7323

8286

1.132

0.586

Interferencia

60

65

1.083

0.655

Toque de sacrificio

7878

8121

1.031

1.058

Passed Ball

1176

1206

1.026

0.741

Sencillo

110538

113308

1.025

0.551

Wild Pitch

5358

5357

1.000

0.716

Golpeado

6559

6354

0.969

0.584

Balk

624

592

0.949

0.712

Base por bolas no intencional

60572

51434

0.849

0.520

Base por bolas intencional

4626

3910

0.845

0.743

Base robada

10597

8388

0.792

0.597

Indiferencia defensiva

418

217

0.519

0.456

Toque

2892

1392

0.481

0.409

Pickoff

2269

944

0.416

0.672

Out (en bola bateada)

345580

82787

0.240

0.538

Ponche

120275

24909

0.207

0.517

Out robando

3741

614

0.164

0.620

La EC (Expectativa de Carreras) inicial general es .546, promediado sobre todos los tipos de eventos. Mira los HR, 3B, 2B, 1B, NIBB (base por bolas no intencional), y out: Todas ellas tienen una EC inicial entre .52 y .56. Esto implica que estos eventos ocurren más bien de forma aleatoria a través de los 24 estados base/out. Ahora, regresemos a nuestros toques. La EC inicial para el toque regular es de .409, lo que implica que el toque se intenta cuando el potencial de carreras es más bajo de lo normal (tarde en el inning, o sin corredor en base). Pero la EC inicial del toque de sacrificio es 1.058, el cual es el más alto para cualquier evento. En este caso, el toque se intenta cuando el potencial de carreras es mucho más grande de lo normal (temprano en el inning y con hombre(s) en base).

Compara la base por bolas regular con la intencional: El número de carreras anotadas desde cualquiera de los dos boletos otorgados es .85. Pero, ¿no es el punto de la IBB enfrentar a un bateador de menos calidad (o preparar un doble play)? ¿No debería haber menos carreras anotadas al final del inning? Otra vez, tenemos la misma situación: La expectativa de carreras inicial para la base por bolas regular fue .520 (ligeramente por debajo del azar .546, implicando que las bases por bolas regulares son otorgadas ligeramente más a menudo con dos outs o sin corredores en base) pero fue un enorme .743 para las bases por bolas intencionales.

Desde que entendemos que las IBB se otorgan normalmente con dos outs, no hay solo corredores en posición anotadora, pero las carreras al final del inning nos permite creer que también tenemos peores bateadores viniendo a batear.

En consecuencia, no es solo importante mirar cuántas carreras el equipo anota desde el momento en el que el evento ocurre, pero también mirar cuantas carreras el equipo estaba esperando anotar basados en el contexto estado base/out cuando el evento ocurrió.

Vamos a añadir todavía otra columna a nuestra tabla: El valor en carreras del evento, el cual es igual a la diferencia entre las carreras al final del inning y la expectativa de carreras inicial. (Ver tabla 4).

Tabla 4. Carreras al final del inning, por evento (Parte 3)

Event

N

Carreras al final del inning

Carreras promedio

Expectativa de carreras inicial

Valor de carreras

Jonrón

21026

40838

1.942

0.533

1.409

Triple

3644

5887

1.616

0.553

1.063

Doble

34121

44728

1.311

0.547

0.764

Error

7323

8286

1.132

0.586

0.546

Sencillo

110538

113308

1.025

0.551

0.474

Interferencia

60

65

1.083

0.655

0.429

Golpeado

6559

6354

0.969

0.584

0.385

Base por bolas no intencional

60572

51434

0.849

0.520

0.330

Passed Ball

1176

1206

1.026

0.741

0.285

Wild Pitch

5358

5357

1.000

0.716

0.284

Balk

624

592

0.949

0.712

0.237

Base robada

10597

8388

0.792

0.597

0.195

Base por bolas intencional

4626

3910

0.845

0.743

0.102

Toque

2892

1392

0.481

0.409

0.072

Interferencia defensiva

418

217

0.519

0.456

0.063

Toque de sacrificio

7878

8121

1.031

1.058

-0.027

Pickoff

2269

944

0.416

0.672

-0.256

Out (en bola bateada)

345580

82787

0.240

0.538

-0.299

Ponche

120275

24909

0.207

0.517

-0.310

Out robando

3741

614

0.164

0.620

-0.456

La tabla fue reordenada basada en la columna de valor de carreras. El jonrón promedio añade aproximadamente 1.41 carreras al inning, relativo a cómo el jugador promedio debería actuar. El out promedio resta .30 carreras relativas al promedio.

Un momento, ¿carreras negativas? ¿Cómo es eso posible? Tratemos de marcar una diferencia entre las carreras absolutas totales, y carreras relativas a una escala ajustada. El valor de carreras presentadas arriba son los valores de carreras relativas a un jugador promedio. Como vemos arriba en la línea de out, en esta situación típica, el equipo promedio va a anotar .538 carreras hasta el final del inning. Sin embargo, en las situaciones que ocurren un out, el equipo promedio anota .240 carreras hasta el final del inning (como discutimos desde el cuadro previo). Eso es un total de .240 carreras absolutas. Pero, está muy lejos de lo que estaba esperado antes de que se registrara el out. Antes del out, esperamos que el equipo promedio anotara al menos .540 carreras. Al bateador que fue sacado out, disminuyó la expectativa de carreras por .30. De eso hablamos aquí. Ese es el costo de un out.

Valor de Carreras por Estado/Transición

Solo por diversión, vamos a analizar la línea para los HR, en la última tabla presentada, en los 24 estados base/out para los cuales el HR ocurrió. Aquí está cómo esos 21,026 HR se distribuyeron (Ver tabla 5). En la tabla, usamos CFDI como una abreviación de carreras al final del inning.

Tabla 5. Carreras al final del inning, por estado base/out, para HR

1B

2B

3B

outs

HR

CFDI

CFDI promedio

EC Inicial

Valor de Carreras

0

5518

8779

1.591

0.555

1.036

1

3498

4528

1.294

0.297

0.997

2

3023

3382

1.119

0.117

1.002

1B

0

1195

3137

2.625

0.953

1.672

1B

1

1401

3213

2.293

0.573

1.721

1B

2

1394

2957

2.121

0.251

1.870

2B

0

292

728

2.493

1.189

1.304

2B

1

535

1243

2.323

0.725

1.599

2B

2

661

1395

2.110

0.344

1.766

3B

0

42

106

2.524

1.482

1.042

3B

1

193

440

2.280

0.983

1.296

3B

2

273

583

2.136

0.387

1.748

1B

2B

0

305

1042

3.416

1.573

1.844

1B

2B

1

544

1826

3.357

0.971

2.385

1B

2B

2

588

1831

3.114

0.466

2.648

1B

3B

0

120

426

3.550

1.904

1.646

1B

3B

1

230

760

3.304

1.243

2.062

1B

3B

2

312

981

3.144

0.538

2.607

2B

3B

0

59

210

3.559

2.052

1.508

2B

3B

1

133

438

3.293

1.467

1.826

2B

3B

2

155

491

3.168

0.634

2.534

1B

2B

3B

0

78

354

4.538

2.417

2.122

1B

2B

3B

1

230

969

4.213

1.650

2.563

1B

2B

3B

2

247

1019

4.126

0.815

3.311

¡Espera un segundo! ¿1.036? ¿Por qué no es exactamente una carrera? ¿El HR no nos dejaba en el mismo estado (nadie en bases, cero outs) en el que empezamos, con la adición de una carrera? Tenemos que recordar lo que estamos buscando aquí. Estamos buscando una muestra de actuaciones de un grupo de jugadores (equipos con hombres que batearon HR sin nadie en bases y cero outs), y ahora estamos comparándolos con las diferentes muestras de actuaciones de un diferente grupo de jugadores (todos los equipos). Está de más decir que el primer grupo es exactamente igual al segundo. Y, no lo son. Como puedes ver, incluso con 5000 jonrones, las variaciones aleatorias entre estas dos muestras causaron errores de algunos céntimos de carrera en nuestro cálculo.

Dale un vistazo a la situación con hombre en tercera base sin outs. El valor de carreras del HR aquí es 1.042, lo que es virtualmente el mismo valor que sin nadie en base. Pero toma en cuenta que esto pasó solamente 42 veces. Esta es una muy pequeña muestra, y claramente no podemos ponerle mucha fe en conclusiones elaboradas a partir de 42 casos.

¿Cómo puede ser una mejor manera de descifrar el valor de carreras del HR? En vez de buscar cuántas carreras son anotadas al final del inning, vamos a comparar el valor de carreras de los estados iniciales y finales, y concederle la diferencia entre esos valores al evento que causó la transición, en este caso el HR. Y, por supuesto, cualquier carrera que actualmente anotó durante el evento debe ser añadida también.

Vamos a utilizar de nuevo el jonrón como ejemplo. Empieza el inning con el estado base/out de nadie en bases, sin outs, y el bateador conecta un jonrón. Entonces el valor de carreras inicial es la expectativa de carreras del estado de nadie en bases, cero outs: .555. ¿Cuál es el estado base/out final? Nadie en bases, cero outs, con una carrera anotada. El valor de carreras final es en consecuencia la expectativa de carreras del estado nadie en bases, sin outs, más uno por la carrera que se anotó. El valor total de carreras al final es 1.555 carreras. La diferencia entre el valor de carreras final (1.555) y el valor de carreras inicial (.555) es exactamente una carrera. Deberíamos haber sido capaces de darnos cuenta de eso nosotros mismos de igual manera.

¿Qué si las bases estuviesen llenas con dos outs? En ese caso, nosotros estamos esperando un promedio de .815 carreras anotadas al final del inning. Después del HR, conseguimos anotar cuatro carreras, además ahora estamos en un estado final de nadie en base, dos outs, lo que tiene un valor de .117 carreras. Entonces el valor total de carreras final es 4.117, comparado con el valor de carreras inicial de .815. La diferencia de valor de carreras entre los dos estados es 3.302 carreras, y este valor es asignado al evento (el HR) que causó el cambio de estado.

Estamos suponiendo que hay al menos algunos escépticos por ahí. ¿Por qué un grand slam no vale exactamente cuatro carreras? Porque esperamos que algunos de esos corredores anotaran con un bateador promedio. Específicamente, esperamos que .815 carreras anotaran. El valor extra añadido por el HR, por encima y más allá de lo que un bateador promedio pudo haber añadido, fue 3.302. Está bien, entonces, ¿por qué darle todo el crédito al HR? No lo hacemos. Tener tres hombres en base con dos outs vale .815 carreras. Ese es el crédito que le estamos dando a los eventos que nos dejaron en esta situación.

Cualquier cambio en el estado se le da al evento que provoca el cambio de estado. El bateador promedio, viendo tres hombres en base con dos outs, hubieran añadido un valor de exactamente cero carreras. Cero; ni más, ni menos.

El bateador promedio no vale nada, pero no vale nada más o menos que… promedio. Algunas veces, cuatro carreras van a anotar. Muchas veces el bateador va a hacer el tercer out. En general, el numero de carreras que el añade por sus hits y bases por bolas, va a ser exactamente contrarrestado por el potencial de carreras que su tercer out evitó que anotaran. En este caso, cuando el batea un HR, él ha añadido 3.302 carreras por encima de lo que un bateador promedio pudo haber producido.

Para descifrar el valor general de carreras del HR promedio, tomas el promedio ponderado de los valores de carreras para cada uno de los 24 estados. Aquí esta la Tabla 5, pero modificada para seguir el proceso estado/transición que acabamos de discutir. (Ver Tabla 6). La columna original da los valores de carreras de nuestra última tabla (la que con nadie en bases sin outs el HR vale 1.036 carreras).

Tabla 6. Valor de carreras del HR, por Estado Base/Out

1B

2B

3B

outs

HR

Original

VC inicial

VC final

Valor de carreras

0

5518

1.036

0.555

1.555

1.000

1

3498

0.997

0.297

1.297

1.000

2

3023

1.002

0.117

1.117

1.000

1B

0

1195

1.672

0.953

2.555

1.602

1B

1

1401

1.721

0.573

2.297

1.725

1B

2

1394

1.870

0.251

2.117

1.865

2B

0

292

1.304

1.189

2.555

1.367

2B

1

535

1.599

0.725

2.297

1.573

2B

2

661

1.766

0.344

2.117

1.772

3B

0

42

1.042

1.482

2.555

1.073

3B

1

193

1.296

0.983

2.297

1.314

3B

2

273

1.748

0.387

2.117

1.729

1B

2B

0

305

1.844

1.573

3.555

1.983

1B

2B

1

544

2.385

0.971

3.297

2.326

1B

2B

2

588

2.648

0.466

3.117

2.651

1B

3B

0

120

1.646

1.904

3.555

1.651

1B

3B

1

230

2.062

1.243

3.297

2.054

1B

3B

2

312

2.607

0.538

3.117

2.579

2B

3B

0

59

1.508

2.052

3.555

1.504

2B

3B

1

133

1.826

1.467

3.297

1.830

2B

3B

2

155

2.534

0.634

3.117

2.483

1B

2B

3B

0

78

2.122

2.417

4.555

2.139

1B

2B

3B

1

230

2.563

1.650

4.297

2.647

1B

2B

3B

2

247

3.311

0.815

4.117

3.302

Esto tiene mucho más sentido. El valor de carreras del HR sin nadie en bases (con cualquier cantidad de outs) es exactamente una carrera. Si tomas el promedio ponderado de todos los valores de carreras para el HR mostrado arriba, el valor de carrera promedio para el HR es 1.397 carreras.

Repitiendo este proceso para todos los eventos, aquí están los promedios de valor de carreras (Ver Tabla 7). Cualquiera que haya leído The Hidden Game no está para nada sorprendido con los números de esta tabla. Algunos de estos eventos situacional-dependientes (toque de sacrificio, base robada, base por bolas intencional) se merecen sus propios capítulos, en los cuales les daremos análisis profundos.

Tabla 7. Valor de Carreras por Evento

Evento

Valor de Carrera

Jonron

1.397

Triple

1.070

Doble

0.776

Error

0.508

Sencillo

0.475

Interferencia

0.392

Golpeado

0.352

Base por bolas no intencional

0.323

Passed Ball

0.269

Wild Pitch

0.266

Balk

0.264

Base por bolas intencional

0.179

Base Robada

0.175

Indiferencia defensiva

0.120

Toque

0.042

Toque de sacrificio

-0.096

Pickoff

-0.281

Out

-0.299

Ponche

-0.301

Out robando

-0.467

Weighted On Base Average or wOBA (Promedio de embasado ponderado)

El promedio de embasado es una gran estadística porque te dice algo importante, y en un lenguaje claro: ¿con qué ritmo este jugador alcanzó la base? No te dice qué tan lejos llegó (¿segunda base? ¿Tercera? ¿Home?), solo si lo hizo o no.

El porcentaje de Slugging es otra gran estadística porque te dice algo importante, y en un lenguaje claro: ¿cuántas bases alcanza el bateador para sí mismo por turno? No considera la base por bolas como un evento positivo ni negativo (simplemente la ignora como si no existiese). También intenta establecer la importancia del sencillo y HR ponderando al HR cuatro veces el sencillo.

Tenemos una estadística deficiente en un área, y otra que es deficiente en otra. ¿Por qué no simplemente las combinamos como OBP más SLG y llamarla como esta estadística moderna OPS? Podemos ver esta estadística.

De la sección anterior sabemos los valores de carreras para cada evento. Por ejemplo, sabemos que el valor de carreras del HR es 1.4 carreras por encima del promedio, y 1.7 carreras por encima del valor de carreras del out. En medidas de frecuencia, como el OBP, el valor del out en el numerador es cero. Si recopilamos los valores de carreras de los eventos más comunes relativos al out (más bien que al resultado de una aparición al plato promedio), conseguimos lo siguiente:

HR 1.70, 3B 1.37, 2B 1.08, 1B 0.77, NIBB 0.62.

Esos números son los valores de cada uno de nuestros eventos (otra vez, relativo a un out, que ahora tiene un valor de cero). Si aplicamos estos valores a las estadísticas de un jugador promedio de la liga, y lo dividimos por las apariciones al plato, terminamos con un resultado de casi .300. Este es un justo y conveniente número para un promedio, pero lo podemos hacer mejor. Desde que nos gusta el OBP como una medida de la efectividad de un bateador, vamos a colocar nuestra nueva estadística en una nueva escala de tal modo que los valores resultantes sean similares a los valores de OBP. Resulta que, si añadimos un 15% a .300, conseguimos el promedio de OBP de la liga. Por lo tanto, vamos a sumarle 15% a los valores de cada evento y definir nuestra nueva estadística como sigue:

wOBANota: Dependiendo del análisis específico, el término PA (apariciones al plato) puede incluir toques, IBB, y algunas de las jugadas más oscuras.

¿De verdad necesitamos otra estadística? Sí, la necesitamos. En vez de tratar de tomar dos estadísticas (OBP, SLG) y combinarlos y corregir sus defectos en la esperanza de conseguir un número, nosotros preferimos empezar desde la línea de salida. Además, convirtiendo el número a la escala de OBP, lo hace mucho más fácil para el lector comprender el número. wOBA es weighted on-base average – promedio de embasado ponderado – (lo llamamos promedio en vez de porcentaje). Cuando ves los números de wOBA a lo largo de the book, solo piensa en OBP, y vas a estar bien. En otras palabras, un bateador promedio está alrededor de .340, uno excelente está igual o por encima de .400, y un bateador pobre va a estar por debajo de .300.

Si estás un poco más experimentado con los valores de carreras, debiste haber descifrado lo siguiente:

wRAAEntonces el cuadro de valor de carreras, que presentamos en la sección previa, y la estadística wOBA definida en esta sección están directamente relacionados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Beisbol Objetivo

A %d blogueros les gusta esto: