Archivo de la etiqueta: Beisbol

Las verdaderas estrellas

Logo Juego de las Estrellas

Tuve el inmenso privilegio de estar presente en el Juego de las Estrellas de la temporada 2012-2013 de la LVBP, el cual de nuevo fue un encuentro entre las estrellas venezolanas y dominicanas. Los visitantes se llevaron la victoria cómodamente y dejaron claro el nivel de pitcheo que está exponiendo la liga venezolana en estos momentos.

Llamó mucho mi atención, los bateadores que conformaban el equipo de la casa: Josh Kroeger, quien fue el que más votos recibió, ha dado solo 4 extrabases en  119 turnos, para conseguir un Slugging de .345 y OPS+ de 101, convirtiéndose en un jugador completamente regular (no una estrella). Mario Lissón, por otra parte, fue el tercera base del equipo. Muchos alegan que es un bateador de poder, sin embargo las estadísticas no lo aseguran por completo: ISO (Isolated Power – Poder Aislado) representa básicamente que tanto poder que tiene un jugador, teniendo como el promedio de esta liga .127. Lissón consiguió .135. Su wRC+ (hacer click para conseguir su significado), es de 103, lo que significa que su producción es muy común. Lo que nos dice, de nuevo, no es una estrella.

La composición de un equipo de estrellas debe basarse en la actuación de esos mismos peloteros en esa temporada. Es injusto seleccionar a un jugador por lo que representa su pasado, dejando de seleccionar a otro que si lo merece. Por esa razón, aquí voy a exponer una alineación ‘ideal’ para las estrellas venezolanas.

-Esta selección se basa en el oWAA de los jugadores, que son las victorias añadidas o sustraídas ofensivamente por cada jugador a su equipo (explicación aquí: oWAA)

Equipo de estrellas

Bateador Designado: Carlos Maldonado. oWAA: 1.09. Líder de carreras creadas y jonrones en la liga, segundo en Slugging y OPS. Momento cumbre de su carrera.

Cátcher: Salvador Pérez. oWAA: 1.14. Dos veces ganador del jugador de la semana. Posible novato del año. Ha sumado numerosos records para bateadores en su primera temporada. 34 hits en 20 juegos.

Primera base: Luis Jiménez. oWAA: 1.25. El mejor wOBA de la liga con .440. Líder en wRC+ y OPS+ entre bateadores con turnos oficiales. Recibe bases por bolas en un 20% de sus apariciones al plato.

Segunda base: Luis Valbuena. oWAA: 1.27. Jugador de mayor producción ofensiva, con 12.7 carreras por encima de un jugador promedio. Segundo en wRC+ y OPS+.

Tercera base: Chris Nowak. oWAA: 0.90. wRC+ de 149, wOBA de .434. Cuarto en OBP.

Short Stop: Darwin Pérez. oWAA: 0.77. Líder en BB% con 21%. Segundo en OBP con .437. Se ha embasado limpiamente 76 veces en 38 juegos.

Left Field: Frank Díaz. oWAA: 0.88. Segundo en BAbip (promedio de bateo en pelotas en juego) con .413. Líder en dobles y tiene un wRC+ de 145.

Center Field: Gorkys Hernández. oWAA: 0.91. Ha robado 12 bases en 4 intentos. Líder en BAbip con .415. Quinto en carreras creadas con 32.

Right Field: Javier Herrera. oWAA: 1.10. Con solo 50 apariciones al plato ha aportado 11.4 más carreras     que un jugador promedio. Son 7 jonrones en 44 turnos. Absurdo wRC+ de 273.

*Estadísticas hasta el dia del juego

Glosario: Estadísticas Ofensivas

Anuncios

Win Expectancy de la ‘locura’ en el Universitario

Como muchos pueden ver en los titulares de los periódicos deportivos en Venezuela, anoche en el estadio Universitario de Caracas, se vivió una ‘locura’ de juego. Personalmente lo puedo certificar, el encuentro entre Navegantes del Magallanes y Tiburones de La Guaira es de los más raros que pueden existir. Se hicieron 11 carreras en los primeros dos innings y 17 en los últimos dos. Los dos equipos perdieron ventajas de 4 carreras en la novena entrada. Utilizaron 15 lanzadores. De 33 carreras solo 2 fueron sucias. Entraron 13 carreras a raíz de 6 cuadrangulares. El juego duró cuatro horas y media.

Muchos se preguntarán, ¿Cómo puedo demostrar la emoción de este juego gráficamente? ¿Cómo se determina numéricamente las dos remontadas que se llevaron a cabo en el Universitario? La magia de la sabermetría le tiene respuestas a esas preguntas y a muchas más.

Como explicó previamente nuestro compañero Tadeo Varela en su articulo Expectativas de Victorias (Win Expectancy) en la LVBP, las expectativas de victorias no son más que las probabilidades que tiene un equipo u otro de ganar el juego en un punto específico. Lógicamente, cuando el primer bateador del encuentro está en la caja de bateo, cada equipo tiene un 50% de probabilidades de ganar. Sin embargo, si en esa primera entrada el equipo visitante no hace carreras, el de la casa aumenta sus expectativas, ya que tiene una entrada más como oportunidad para anotar.

Con la ayuda de la pagina americana HardballTimes.com y tomando en cuenta que cada equipo anota alrededor de 4.5 carreras por juego en la LVBP, una calculadora virtual nos apunta las probabilidades de victoria para cada equipo del encuentro previamente mencionado.

Si utilizamos estos valores y los colocamos en una grafica, esto es lo que conseguimos:

Las jugadas de mayor importancia son señaladas. Existe una línea que separa ambos equipos, esta indica que ambos tienen la misma expectativa. Sin embargo, como puedes notar, en la mayor parte del juego la pizarra estuvo muy dispareja, por lo que la grafica beneficia rotundamente a uno de los equipos por encima del otro en la mayoría de los casos.

A continuación una tabla con las jugadas que hicieron un mayor cambio en la expectativa de ganar en el juego: (Las expectativas se refieren al equipo home club)

Jugada Inning WE inicial WE final Diferencia WE
Doble Short Baja 9 .564 1.000 .436
Sencillo Anderson Alta 9 .419 .053 -.366
Grand Slam Retherford Baja 1 .454 .720 .266
Sencillo Olmedo Baja 9 .412 .635 .223
Sencillo Andrus Alta 9 .838 .626 -.212

Se lee: En el doble de Short en la parte baja del noveno inning, La Guaira tenía una expectativa de ganar de .564 (56%) y pasó a tener 1.000 (100%), por lo tanto, le aporto un .436 (44%) de la victoria.

Al inicio del noveno La Guaira tenía un 99% de probabilidades de ganar, mientras que en la parte baja del noveno tenía 2%, y aun así, lograron la decimo sexta victoria de la temporada.

Premios Liga Nacional 2012

Cy Young Award

Esta temporada el premio que se debe entregar al mejor lanzador de cada liga no está tan fácil de decidir como el año pasado, cuando hubo dos triple coronados. La mayoría de las predicciones que podemos ver de expertos en el tema, dan como principales candidatos a R.A. Dickey, Johnny Cueto o Gio González. Aquí un breve análisis alrededor del tema: A mitad de temporada era completamente correcto decir que el premio se lo merecía Dickey. Este lanzador embasó a menos de un bateador por inning y tenía una efectividad de 2.40, además de 9.2 ponches por cada 9 entradas. En este momento yo lo cambiaría a ser el segundo mejor pitcher de la Liga Nacional. Clayton Kershaw es el indicado. Lanzando 227 innings y dos tercios, apenas 6 detrás de Dickey el líder, es el segundo con mas ponches (apenas 1 menos del pitcher de los Mets previamente mencionado) y líder irrefutable en efectividad, con 2.53 (Dickey tiene 2.73 en el segundo lugar). Kershaw recibió apenas 0.6 jonrones por cada 9 entradas, solo 0.2 más que Gio González, líder del viejo circuito. El abridor numero uno de Los Ángeles encabezo la liga en WHIP, referente a hits y boletos por inning, con 1.023. Si alejamos la intervención de la defensiva en la actuación de los pitchers, con la estadística FIP, únicamente González supera a Kershaw, apenas 0.07 puntos por debajo. Sin embargo Kershaw acumuló una apertura y 28 innings y 1 tercio más que el pitcher de Washington, para aportarle mucho más a su equipo. Para terminar, Kershaw es el pitcher de la Liga Nacional con mayor WAR (Victorias sobre remplazo) de Baseball Reference (rWAR) con 6.2 y de Fangraphs (fWAR) con 5.5.

Votaría así: 1. Clayton Kershaw. 2. R.A. Dickey. 3. Gio González.

Most Valuable Player

Mi preferencia en este premio puede ser el más popular entre los que han opinado. El cátcher dos veces campeón con 25 años de edad tiene todas las razones para llevarse el premio. Gigantes de San Francisco tuvieron una de las segundas mitades mas accidentadas de Las Grandes Ligas: Melky Cabrera fue suspendido por consumir sustancias prohibidas, Pablo Sandoval jugó apenas dos tercios de la temporada debido a lesiones, sus movimientos en el mercado no resultaron lo que se esperaba y por el contrario, sus principales rivales Dodgers de Los Angeles invirtieron mucho dinero (irracionalmente) en “estrellas” que podían poner en riesgo su clasificación. Buster Posey consiguió un OPS de 1.043, 1.134 y 1.023 en los meses de julio, agosto y septiembre. Ritmo realmente impresionante, tomando en cuenta que estamos hablando de un receptor y que se encuentra en un estadio que favorece generalmente a los pitchers. Bateó 39 dobles y conectó 24 jonrones, para tener el tercer mejor Slugging de la liga con .549. Su paciencia en el home lo llevó a tener 11.3% de bases por bolas, para un promedio de embasado de .456 en la segunda mitad de la temporada. Segundo de la liga en wOBA, con .406, solo .007 puntos detrás de Ryan Braun. Tercero en carreras aportadas con el bate por encima de un jugador promedio, con 44.7, siendo el primero entre cátchers y superando por 17.4 al segundo lugar. Ryan Braun y Andrew McCutchen son realmente quienes deben competir con él el premio. A pesar de que de forma ofensiva contribuyeron más a su equipo que él, Posey aportó un total de 7 carreras a la defensiva, mientras que estos outfielders 2.8 y -6.9 respectivamente. A esto le agregamos que Posey siendo cátcher, tiene un mayor valor sabermétrico, por tratarse de la posición más difícil y exigente que hay. Finalmente, Posey es el mejor en el viejo circuito en fWAR con 8.0 y en rWAR con 7.2. Un cátcher excelente con su equipo en la postemporada, líder nato que desde muy temprano está haciendo historia.

Votaría así: 1. Buster Posey. 2. Ryan Braun. 3. Andrew McCutchen.

Rookie of the Year

Entre las grandes satisfacciones de este deporte está ver a jugadores jóvenes siendo exitosos, representando un enorme centro de atracción para el debate y las predicciones. Sobre todo cuando se tienen tan solo 19 años de edad. Bryce Harper llegó un mes tarde a los encuentros de los Nacionales de Washington, pero le bastaron los juegos para ser uno de los líderes del equipo. Cuando se analiza quien debe y quien no debe ser el novato del año es muy diferente al más valioso. En este premio pienso que es más importante sacar las variables del contexto: Equipo, edad, posición, conflictos a lo largo de la temporada, presión, entre otros. Esta ultima mencionada es la que en teoría debió afectar a Harper, puesto a que no debe ser nada fácil ser considerado el mejor prospecto del beisbol con menos de veinte años y enfrentar a lanzadores con mucha más experiencia. Harper superó las expectativas. Se unió a una lista de apenas tres jugadores en el juego de las estrellas siendo adolescente y consiguió la mayor cantidad de Victorias Sobre Remplazo (rWAR) con 19 años o menos de toda la historia con 5.0. En esta lista de jugadores con 19 o menos, Harper quedó de quinto en dobles con 26, séptimo en triples con 9, segundo en jonrones con 22, quinto en carreras anotadas con 98 y cuarto en bases alcanzadas con 254. Se debe tomar en cuenta que Harper tomó tan solo 597 apariciones al plato, ya que por intereses de contrato para la gerencia era preferible que debutara en mayo. De no haber sido así, hubiese podido romper muchos de estos records. Además Harper tuvo una excelente defensiva, que debió considerarlo para el guante de oro, salvándole alrededor de 14 carreras a su equipo. Sus rivales más cercanos deben ser Todd Frazier y Wade Miley. El primero tiene 26 años y una temporada tanto ofensiva como defensivamente inferior a Harper. Por otra parte Miley tuvo una excelente temporada como lanzador, siendo el mejor de la liga pero con mayor edad e inferiores estadísticas de valor que el favorito de este servidor.

Votaría así: 1. Bryce Harper. 2. Wade Miley. 3. Todd Frazier.

El Valor del Más Valioso

Como pudiste leer en mi Twitter en las últimas semanas, existió una grandísima controversia alrededor de la decisión por el más valioso. Lamentablemente algunas personas consideran que porque Cabrera salió de nuestro país debemos considerarlo el mejor, sin ninguna otra razón. Sin embargo esto es Beisbol Objetivo y no consideramos el color, la nacionalidad, ni equipo.

Afortunadamente desde que Tango Tiger, uno de los escritores de “The Book. Playing the Percentages in Baseball” dio a conocer públicamente la formula que le da valor a cada actuación ofensiva de los bateadores, estamos cerca de saber quién es el verdadero jugador más valiosos. Esta estadística wOBA, simplemente le aporta un valor a cada evento que se puede obtener desde la caja de bateo, independientemente del contexto. ¿Qué culpa puede tener un jugador de la cantidad de corredores que consigue en las bases, dependiendo de su posición en la alineación y calidad del equipo? Ninguna. Para ser más exactos, en promedio un cuadrangular produce alrededor de 2 carreras, porque en promedio eso es lo que produce un jonrón. Despues de una serie de cálculos, se puede saber concretamente cuantas carreras puede aportarle cualquier jugador a su equipo como bateador.

Del mismo modo, se puede determinar qué tan valioso es un jugador defensivamente. De acuerdo a lo que se efectúa en promedio, juego a juego, podemos acordar cuántas veces un jugador debe intervenir con el guante para ayudar o dejar de ayudar a su equipo. Esto se traduce, como he dicho tras veces, en el alcance de un jugador. Cuando se llega a una pelota mientras el otro 90% del beisbol no lo hace, se está aportando considerablemente al equipo. Sumando así cada jugada, podemos saber si vale la pena tener a un jugador en el campo o no.

Con la misma metodología se puede efectuar un cálculo de valor corriendo las bases. Conforme a lo que un corredor promedio haría, se puede decir qué tan positiva es la presencia de un jugador en las bases. Sabemos muy bien que si un bateador tiene un peso elevado, existirán probabilidades de que alcance una base menos que un verdadero atleta en una jugada donde se ponga a prueba su velocidad.

Teniendo en cuenta todo este conocimiento lo podemos llevar a nuestro caso:

Utilizando los números de Baseball-Reference, Miguel Cabrera y Mike Trout aportaron una cantidad de carreras bateando bastante similares, 53 y 54 respectivamente. Esto se debe a que Trout consiguió una cantidad considerable de bases por bolas en relación a sus apariciones al plato y sobre todo porque logró estafar 49 bases en 53 intentos, es igual a un 92.5% de efectividad. Mientras que se dice que debe ser mayor que el 72% para que sea productivo.

Hasta este punto, quien piense que cualquiera de los dos es más productivo que el otro no tiene sentido, su aporte al equipo es prácticamente el mismo. El problema es que en este deporte los que compiten no están destinados únicamente a conectar pelotas con un bate y robar bases. El jugador de 20 años Mike Trout evitó que les hicieran una cantidad de 21 carreras a los Angelinos, lo que lo ubica en el tercer puesto de la liga. Por otra parte, Cabrera tuvo -4, lo que significa que por su responsabilidad a los Tigres les hicieron esa cantidad. En las bases, solo cuatro jugadores lograron darles más de 5 carreras a su equipo y el líder cómodo, Mike Trout consiguió 10 carreras de este modo. Miguel Cabrera por otra parte como un corredor promedio, tuvo 0.

Entonces después de una serie de cálculos donde incluyen la ventaja del estadio donde jugaron, la dificultad de su posición, los cambios de calidad en el jugador promedio de cada año llegamos a un subtotal que se denomina “Carreras sobre un jugador de remplazo”. Esto equivale a las carreras que hablamos previamente, con ciertas modificaciones que contiene la adición que representa cuántas carreras este jugador representa sobre el jugador típico que lo sustituiría.

Como te puedes imaginar, la victoria de Trout es aplastante, de 106 a 69 frente al venezolano Miguel Cabrera. Algunos expertos acotaron que si se dividen las carreras entre 9.5 se consiguen las victorias: Trout: 10.7 versus Cabrera: 6.9 (WAR).

Por estas razones, Mike Trout es ventajosamente el Jugador Más Valioso de la Liga Americana tomando en cuenta solamente sus actuaciones individuales.

Sin embargo, este premio es muy concreto en su significado “…Valioso…” yo le preguntaría hoy a Trout ¿Qué tan valioso fuiste, que Cabrera empieza mañana el playoff y tu lo verás por televisión? Ahí existe un punto muy importante.

Cuando matemáticamente vemos que la ofensiva de estos dos peloteros se dio tanta pelea, yo creo que se merecen que consideremos otros aspectos.

No creo que la triple corona deba influir, ya que este premio es de valor, no de lideratos ni de eventos especiales. Imagínate que Hamilton hubiese dado 45 jonrones y Cabrera se quedaba sin triple corona, ¿deja de ser más o menos valioso Cabrera por esa razón? No lo creo.

Tampoco creo que se deba considerar que al final uno jugó mejor que el otro. Al final una victoria en mayo vale exactamente lo mismo que una en septiembre.

Regresando al punto original. Cuando vemos una pelea tan fuerte, quien forme parte del equipo ganador tiene mayor ventaja. Es de gran ayuda hacerse la pregunta ¿sin este jugador, estarían en la postemporada? En el caso de Anaheim, no estarían en los playoff sin él ni con él.

Por esa razón si tuviera la capacidad de votar por el MVP de la Liga Americana, lo haría por Miguel Cabrera.