Archivo de la etiqueta: Detroit Tigers

Premios Liga Americana 2012

Cy Young Award

El premio al mejor pitcher en la Liga Americana debe estar entre los más peleados en el 2012. Al igual que el Jugador Mas Valioso (pero a una menor escala) existe una lucha entre el tradicionalismo del beisbol y las nuevas tendencias sabermétricas. Análisis breve de lo que considero que debería pasar: Después de tener una de las mejores actuaciones monticulares de los últimos años Justin Verlander disminuyó un poco su rendimiento, sin embargo no dejó de ser el mejor del nuevo circuito. David Price tuvo una excelente temporada también, siendo líder en efectividad con 2.56, mientras que Verlander tuvo 2.64. A esto le agrego que la efectividad es una estadística que no depende directamente del pitcher. Price contó con una defensa de Tampa Bay con aporte positivo, un Ultimate Zone Rating de 8.4. Detroit por otro lado tuvo la segunda peor de la Liga, con -28.1. Además podemos asegurar que David Price tuvo suerte, al notar que el 81.1% de los bateadores que se le embasaron no anotaron, mientras que Justin Verlander tuvo 76.4% (LOB%). La estadística que aleja la intervención defensiva en su actuación (FIP) quien solo cuenta con los ponches, boletos, golpeados y jonrones recibidos, coloca a Verlander en el segundo lugar de la liga y a Price de tercero, con 2.94 y 3.05 respectivamente. Verlander fue líder en ponches, con 239. Price acumuló solo 205 para ubicarse en el sexto lugar. Esto se debe principalmente a que Verlander (líder de la liga) tuvo 27 innings y un tercio más que Price, lo que significa que tuvo más de tres juegos completos para aportarle a su equipo. De igual forma Verlander tuvo más ponches por cada 9 innings (9.0) que Price (8.7). Verlander se anotó en el segundo lugar del circuito tanto en WHIP y hits por cada 9 innings, mientras que Price esta en el cuarto lugar de ambos cálculos. Justin Verlander resultó líder en rWAR y fWAR, con 7.6 y 6.8 respectivamente y amplia ventaja en cada caso. Para finalizar, quizá Price se aventaja sobre Verlander en algunas estadísticas, pero en su mayoría considero que son aquellas que no dependen de él, además de que el lanzador de Detroit tiene un mayor valor al superarlo considerablemente en innings lanzados y estadísticas de gran importancia.

Votaría así: 1. Justin Verlander. 2. David Price. 3. Félix Hernández.

Most Valuable Player

Análisis completo en una nota escrita días después de terminar la temporada: El Valor del Más Valioso (MVP Liga Americana)

Votaría así: 1. Miguel Cabrera. 2. Mike Trout. 3. Robinson Canó.

Rookie of the Year

El siguiente párrafo corresponderá básicamente a decir qué tan bueno es Mike Trout. Este joven sensación cumplió 21 años de edad el 7 de agosto. Primer jugador que a su edad consiguió una temporada 30-30, de jonrones y bases robadas, después de que Alex Rodriguez lo hizo a los 22 años. Siendo primer bate, es el sexto jugador en toda la historia con 30 o más jonrones con 20 años o menos, tomando en cuenta que debutó el 28 de abril, debió anotarse en un mejor lugar de esa lista y muchas más. Mike Trout tuvo una línea ofensiva de .326/.399/.564 y solo Alex Rodriguez, Ted Williams y Mel Ott igualan o superan estos valores a su edad. Estos tres previamente mencionados son los únicos, que en 1996, 1939 y 1929 respectivamente superan a Trout en carreras creadas. El joven outfield acumuló 138 en apenas 139 juegos disputados. El dominio de la zona fue impresionante, a tan temprana edad le hizo swing a un 26.5% de los pitcheos fuera de la zona de strike. Despues de que Anaheim había firmado a Albert Pujols, fue Trout quien lideró en todos los aspectos a este equipo, convirtiéndose incluso en fuerte candidato al más valioso de la liga. En las bases, Trout robó 49, siendo out en solo 5 oportunidades, para dejar un 91% de efectividad. Además que aportó 10 carreras sobre un jugador promedio en avance de las bases, siendo líder de todas las Grandes Ligas, determinado como el más rápido de la temporada con Spd de 8.6. Al guante brilló robando varios cuadrangulares y tuvo la quinta mejor actuación defensiva para cualquier jugado y la tercera entre los jardineros según BaseballReference.com pero aun así no consiguió el guante de oro. Ningún jugador de posición con 20 años o menos ha tenido una temporada de más valor que Mike Trout. Su rWAR para bateadores de 10.7 es record de las Grandes Ligas y solo superado por el pitcher Dwight Gooden quien tuvo 11.9 en 1985. Trout anotó 129 carreras que hubiesen sido más de 150 en 162 juegos, tuvo el mejor OPS+ y le enseña al mundo que no es una estrella del futuro, sino el jugador más completo de la presente temporada.

Votaría así: 1. Mike Trout. 2. Yu Darvish. 3. Yoenis Céspedes.

 

Anuncios

El Valor del Más Valioso

Como pudiste leer en mi Twitter en las últimas semanas, existió una grandísima controversia alrededor de la decisión por el más valioso. Lamentablemente algunas personas consideran que porque Cabrera salió de nuestro país debemos considerarlo el mejor, sin ninguna otra razón. Sin embargo esto es Beisbol Objetivo y no consideramos el color, la nacionalidad, ni equipo.

Afortunadamente desde que Tango Tiger, uno de los escritores de “The Book. Playing the Percentages in Baseball” dio a conocer públicamente la formula que le da valor a cada actuación ofensiva de los bateadores, estamos cerca de saber quién es el verdadero jugador más valiosos. Esta estadística wOBA, simplemente le aporta un valor a cada evento que se puede obtener desde la caja de bateo, independientemente del contexto. ¿Qué culpa puede tener un jugador de la cantidad de corredores que consigue en las bases, dependiendo de su posición en la alineación y calidad del equipo? Ninguna. Para ser más exactos, en promedio un cuadrangular produce alrededor de 2 carreras, porque en promedio eso es lo que produce un jonrón. Despues de una serie de cálculos, se puede saber concretamente cuantas carreras puede aportarle cualquier jugador a su equipo como bateador.

Del mismo modo, se puede determinar qué tan valioso es un jugador defensivamente. De acuerdo a lo que se efectúa en promedio, juego a juego, podemos acordar cuántas veces un jugador debe intervenir con el guante para ayudar o dejar de ayudar a su equipo. Esto se traduce, como he dicho tras veces, en el alcance de un jugador. Cuando se llega a una pelota mientras el otro 90% del beisbol no lo hace, se está aportando considerablemente al equipo. Sumando así cada jugada, podemos saber si vale la pena tener a un jugador en el campo o no.

Con la misma metodología se puede efectuar un cálculo de valor corriendo las bases. Conforme a lo que un corredor promedio haría, se puede decir qué tan positiva es la presencia de un jugador en las bases. Sabemos muy bien que si un bateador tiene un peso elevado, existirán probabilidades de que alcance una base menos que un verdadero atleta en una jugada donde se ponga a prueba su velocidad.

Teniendo en cuenta todo este conocimiento lo podemos llevar a nuestro caso:

Utilizando los números de Baseball-Reference, Miguel Cabrera y Mike Trout aportaron una cantidad de carreras bateando bastante similares, 53 y 54 respectivamente. Esto se debe a que Trout consiguió una cantidad considerable de bases por bolas en relación a sus apariciones al plato y sobre todo porque logró estafar 49 bases en 53 intentos, es igual a un 92.5% de efectividad. Mientras que se dice que debe ser mayor que el 72% para que sea productivo.

Hasta este punto, quien piense que cualquiera de los dos es más productivo que el otro no tiene sentido, su aporte al equipo es prácticamente el mismo. El problema es que en este deporte los que compiten no están destinados únicamente a conectar pelotas con un bate y robar bases. El jugador de 20 años Mike Trout evitó que les hicieran una cantidad de 21 carreras a los Angelinos, lo que lo ubica en el tercer puesto de la liga. Por otra parte, Cabrera tuvo -4, lo que significa que por su responsabilidad a los Tigres les hicieron esa cantidad. En las bases, solo cuatro jugadores lograron darles más de 5 carreras a su equipo y el líder cómodo, Mike Trout consiguió 10 carreras de este modo. Miguel Cabrera por otra parte como un corredor promedio, tuvo 0.

Entonces después de una serie de cálculos donde incluyen la ventaja del estadio donde jugaron, la dificultad de su posición, los cambios de calidad en el jugador promedio de cada año llegamos a un subtotal que se denomina “Carreras sobre un jugador de remplazo”. Esto equivale a las carreras que hablamos previamente, con ciertas modificaciones que contiene la adición que representa cuántas carreras este jugador representa sobre el jugador típico que lo sustituiría.

Como te puedes imaginar, la victoria de Trout es aplastante, de 106 a 69 frente al venezolano Miguel Cabrera. Algunos expertos acotaron que si se dividen las carreras entre 9.5 se consiguen las victorias: Trout: 10.7 versus Cabrera: 6.9 (WAR).

Por estas razones, Mike Trout es ventajosamente el Jugador Más Valioso de la Liga Americana tomando en cuenta solamente sus actuaciones individuales.

Sin embargo, este premio es muy concreto en su significado “…Valioso…” yo le preguntaría hoy a Trout ¿Qué tan valioso fuiste, que Cabrera empieza mañana el playoff y tu lo verás por televisión? Ahí existe un punto muy importante.

Cuando matemáticamente vemos que la ofensiva de estos dos peloteros se dio tanta pelea, yo creo que se merecen que consideremos otros aspectos.

No creo que la triple corona deba influir, ya que este premio es de valor, no de lideratos ni de eventos especiales. Imagínate que Hamilton hubiese dado 45 jonrones y Cabrera se quedaba sin triple corona, ¿deja de ser más o menos valioso Cabrera por esa razón? No lo creo.

Tampoco creo que se deba considerar que al final uno jugó mejor que el otro. Al final una victoria en mayo vale exactamente lo mismo que una en septiembre.

Regresando al punto original. Cuando vemos una pelea tan fuerte, quien forme parte del equipo ganador tiene mayor ventaja. Es de gran ayuda hacerse la pregunta ¿sin este jugador, estarían en la postemporada? En el caso de Anaheim, no estarían en los playoff sin él ni con él.

Por esa razón si tuviera la capacidad de votar por el MVP de la Liga Americana, lo haría por Miguel Cabrera.

Triple corona venezolana

No me cabe ninguna duda de que el tema más polémico, caliente y comentado alrededor de la temporada regular de las Grandes Ligas en el 2012, fue sobre la elección del jugador más valioso de la Liga Americana.

Esto nos lleva directamente (sobre todo si eres venezolano como yo) a admirar a José Miguel Cabrera por la grandiosa temporada que acaba de terminar.

Por esa razón voy a dividir este tema en dos artículos: Primero quiero demostrarles por qué la zafra del maracayero es tan buena y luego mi punto de vista sobre el premio al más valioso.

Cabrera se unió a los grandes entre los inmortales

El 15 de agosto Miguel Cabrera contaba con exactamente 30 jonrones y 103 carreras impulsadas. Con 29 años de edad, Cabrera ya cuenta con 8 temporadas de 30 vuelacercas y 100 remolcadas. De casi 18 mil jugadores que han tenido acción en el mejor beisbol del mundo, solamente 22 de ellos tienen 8 temporadas de este tipo, pero Miguelito apenas tiene diez años en esta liga.

A la edad de los 29 años, Cabrera tiene también 8 temporadas de 30 dobles y 30 cuadrangulares o más, únicamente superado por Alberto Pujols quien consiguió 9. Cabrera tiene también 9 temporadas con 175 o más imparables y nadie lo supera en este aspecto. Antes de los 30 años, Cabrera es el decimo segundo con más jonrones (321), sexto en carreras impulsadas (1123, superando a Pujols, Mantle, Hank Aaron y Babe Ruth), tercero en dobles (386), decimo primero en hits conectados (1802), octavo en bases totales (3177) y decimo primero en carreras creadas (1226).

La triple corona es tanto para bateadores como para pitchers el logro personal más grande e importante que se puede conseguir. Si en Kansas City, en el juego de las estrellas se comentaba que posiblemente Miguel Cabrera se convertiría en el primer triple coronado desde 1967, se consideraría un comentario descabellado y alejado de este mundo. Eso es correcto, Cabrera tuvo un regreso estadístico para la historia, donde en la primera mitad tuvo: 71 impulsadas (una cada 5.4 apariciones al plato), 18 jonrones (uno cada 19 turnos) y un promedio de bateo de .324. En la segunda mitad: 68 remolcadas (una cada 4.7 apariciones al plato), 26 jonrones (uno cada 10.7 turnos) y un promedio de bateo de .337.

Comprender el concepto de la triple corona fácilmente se enfoca en saber que el verbo liderar es clave. Por esa misma razón, podemos decir que todas las triples coronas tienen un peso inmenso, porque independientemente de que una triple corona contara con más impulsadas o jonrones que otra, esas estadísticas representan su encabezamiento en toda la liga.

Para ser líder en promedio de bateo se necesita estar sano, ser constante, tener suerte y mucha habilidad para poner la pelota en juego. Para liderar en jonrones se necesita tener fuerza, suerte, un estadio que ayude y elevar la bola por encima del promedio. Para liderar en carreras impulsadas se necesita alcanzar muchas bases, tener un equipo con buena ofensiva, suerte y poner la bola en juego.

Por eso es tan difícil lograr la triple corona. Esto parece ser una balanza, cuando se tienen unas habilidades y circunstancias se pierden otras. Esto representa por qué solo jugadores de tanta calidad lo han conseguido. Justamente en 45 años no se consiguió, cuando pasaron jugadores como Barry Bonds, Albert Pujols y Alex Rodriguez.

Miguel Cabrera es el decimo segundo triple coronado desde 1901 y entre los otros once bateadores encontramos a Mickey Mantle, Ted Williams, Ty Cobb, Nap Lajoie, Rogers Hornsby, Jimmy Foxx, Frank Robinson y Carl Yastrzemski. Estos son bateadores que sin duda alguna pertenecen a las listas de los 50 mejores bateadores de la historia de cualquier persona y muchos están en el equipo del siglo XX.

Cabrera conectó 205 imparables, 44 jonrones y 40 dobles, recibió 66 bases por bolas, impulsó 139 y anotó 109 carreras. Solamente Lou Gehrig tiene estas mismas cifras o mayores, consiguiéndolo en 1927 y 1934.

Sabermétricamente, Cabrera tuvo un wOBA de .416, lo que en la escala del OBP representa la producción del pelotero. Disminuyó en un 6.2% las bases por bolas recibidas del año pasado. Aportó una cantidad de 53 carreras, lo que se traduce en 7.5 WAR ofensivo, tomando en cuenta la cantidad de veces que bateó para doble play. Corriendo las bases no le restó carreras a su equipo por primera vez en toda su carrera, manteniéndolo en 0. Cabrera ha hecho contacto con un 83.1% de los pitcheos a los que le ha hecho swing, siendo record en su carrera. En términos generales el rWAR de Cabrera fue de 6.9 y el fWAR 7.2, lo que lo ubica en el tercer lugar de la Liga Americana en ambos casos.

Esta gran temporada ayuda al maracayero a seguir persiguiendo records para venezolanos: Ahora está a solo 79 jonrones de Andrés Galarraga, lo que puede conseguir en dos temporadas. A 302 impulsadas del tope, también poseído por Galarraga. A 1075 hits de Omar Vizquel. Este año se unió a Antonio Armas, Richard Hidalgo y Andrés Galarraga entre los venezolanos con 40 o más jonrones en una misma temporada y excluyendo a Hidalgo, todos han liderado sus respectivas ligas. Cabrera también se unió a Magglio Ordoñez y El Gato como los únicos que han impulsado 130 o más carreras en una misma temporada. Al mismo modo, Cabrera es el venezolano con más temporadas de 100 remolcadas, dejando atrás a Bob Abreu quien cuenta con 8.

Miguel Cabrera nos demuestra una vez más, que es el mejor bateador que ha salido de esta tierra de beisbol.